FANDOM


En la playa vale todo. La ropa, los bañadores, son como las equipaciones de fútbol, son horteras, de colores llamativos, no los llevarías en otro lugar, pero en la playa sí, allí vale.

De todas formas, la ropa, no es importante, porque al fin y al cabo te la quitas en la playa, solo te dejas el bañador, y las mujeres el bikini, o la parte de abajo del bikini o tanga. Las mujeres cada vez van con menos ropa a la playa y por eso es el lugar donde más cuellos se rompen.

Ocultación de la barriga Editar

Meter barriga es fácil y sencillo, se usa desde tiempos inmemoriales y sirve para dar el pego, a no ser que la metas demasiado y se note el pastel. Se han dado casos de hombres que al pasar una mujer guapa por su lado casi se quedan sin respiración echando la barriga para adentro. Tampoco las mujeres se salvan, se han dado casos de explosiones espontáneas en medio de la playa de mujeres apretándose la panza para que nadie las viese en su paseo hacia la ducha.

Una forma poco usada pero muy útil: el nudismo. En los hombres está claro, nadie se va a fijar en tu barriga porque tienen algo más en que fijarse. Si la tienes pequeña la gente se reirá y dirá "Mira que pequeñita". Lo importante es que no te vean la panza. Si la tienes grande todo el mundo se quedará flipando, a las mujeres se les caerá la baba y ya les dará igual que tengas barriga o no. Si la tienes normal, mantén una erección. La gente se quedará mirando lo salido que eres pero no tu barriga. Si eres mujer, si haces nudismo, sea como sea, nadie se fijará en tu barriga, si hay teta y culo para ver lo demás pasa a un segundo plano.

Bañarse Editar

El momento de ir al agua es casi el más importante en el tiempo que estás en la playa. El momento de levantarse es duro, estás en un estado aplatanado, agotado sin saber por qué, sudando como un pollo y rojo como una gamba. Necesitas ir al agua, pero cuesta decidir que te has de levantar, ponerte en pie y hacer el camino hasta el agua, que no siempre está al lado.

Una vez has conseguido superar tu pereza, provocada, eso sí, por la playa; ya que la playa consigue que hasta la persona más hiperactiva se vuelva un vago de cojones. Una vez superada, te vas al agua, y la llegada al agua se divide en distintas fases.

  • Pre-fase: Es la fase justo anterior a llegar al agua, sentarse en la arena a escasos centímetros de donde frenan las olas. ¿Absurdo? Sí, pero una vez superada la pereza inicial es demasiado estrés tirarse al agua de golpe, hay que ir haciéndose a la idea poco a poco.
  • Fase de prueba: Esta es la fase más humillante para un hombre. Llegas tan tranquilo al agua, acercas un pie sigilosamente y rozas el agua que llega de la ola anterior... Y justo en ese momento notas en tu dedo gordo del pié lo que es el frío. Lo que es el frío de verdad, y chillas como un niño y te vuelves para atrás.
  • Fase de acercamiento: Esta fase consiste en, una vez acostumbrado al frío en los pies, de ir acercándose sigilosamente al agua, poquito a poco, poniendo cara de frío y de miedo. Como si te fueses a tirar de puenting, la verdad es que es un miedo un poco absurdo, pero la gente parece que tema el agua, y eso que no hay tiburones.
  • Fase de acostumbramiento: Es la fase en la que te vas mojando los brazos y la barriga para ir acostumbrándote a la temperatura del agua. Al más puro estilo de las madres que preparan a los bebés para el agua, una manera fácil de volver a la infancia.
  • Fase de peligro: Esta es la fase más peligrosa de todas, y la más ridícula. Te acercas al agua y esta alcanza la zona del bañador, zona de peligro. Y con los brazos levantados al estilo de un ave rapaz, en una postura ridícula vas acercándote más y cuando te alcanza una ola te estremeces para atrás notando el frío por los lugares más sensibles de tu cuerpo.
  • Fase de "al agua patos": Una vez superada la fase peligro ya está hecho todo así que sólo has de lanzarte al agua. Eso sí, con un poco de estilo, hundiéndote, tirándote de cabeza, saliendo a nadar... Pero nunca, nunca jamás, te cojas de la nariz y te hundas.

De todas formas, a pesar de haber todas estas fases para lanzarse al agua, hay gente que nada más decidirse a zambullirse, sobretodo después de un partido de fútbol, sale corriendo hacia el mar, desperdigando arena importándole lo más mínimo el mundo a su alrededor y se lanza de cabeza a lo bruto al agua.

Fauna de la playa Editar

HamaquerosEditar

Normalmente los hamaqueros son gente joven, de 16 años, es su primer trabajo (y último como hamaquero ya que ninguno repite) y que están, cómo no, explotados. Se hartan a hacer horas, a cualquier hora poniendo hamacas y sombrillas por toda su zona. Lo de colocar hamacas no tiene ningún secreto, tienen que colocarlas donde les dicen los clientes y cobrarles, pero lo de las sombrillas ya tiene su técnica. Seguramente habréis visto a esos "tontolculo" que llegan con sus sombrillas a la playa y las colocan de una forma suave, sin apretar, y a la mínima racha de viento tenemos un hombre en el hospital con una bonita sombrillita en la espalda a modo de copa de helado veraniega. Los hamaqueros demuestran una gran destreza y las aprietan bien adentro para que no se salgan volando, que es como debe ser. Otra función de los hamaqueros es el alquilar patines, algo que si hay olas pierden el negocio totalmente y consiste en dejar un patín a gente para que se vayan a dar una vuelta por el mar. Era curioso, cuando eramos pequeños, como nos dejaban llevarnos un patín gratis para que los guiris se animaran a alquilar alguno, ya que necesitaban verlo para decidirse a coger uno.

Viejas en tangaEditar

Seguramente, cuando hayáis ido a la playa, habréis echado un vistazo a la gente que tenéis alrededor. Es mucho rato ahí tirados sin hacer nada y siempre vas mirando para tus diferentes lineas fronterizas. Y hay un momento en el que llegas a cierto punto en el que te quedas sorprendido. Sí, ¿que hace esa señora mayor así?, en topless y con tanga, por favor. Todo el mundo ha pasado por la calle y ha visto una mujer con una edad ya avanzada, entradita en carnes y con ropita ajustada de niña.

Más que nada porque de esa manera se llama más la atención y al contrario de lo que muchas creen mirándose en el espejo adentrando la tripa y maquillándose que de esa manera relucen más sus defectos y que sino se quiere llamar la atención, lo mejor es ir normalita. La gente se fijará menos.

Chulo de playa Editar

Al chulo de playa lo distinguereis fácilmente. Es esa persona que está muy morena, negra completamente, no hace otra cosa que ir a la playa. Además, lleva un bañador rollo slip para marcar paquete (o eso se piensa) y sobretodo, lleva las gafas en la cabeza, nunca en los ojos. Otra posibilidad es que esté también fornido en gimnasio. La forma de moverse por la playa es básica, buscando siempre una presa, esa guiri indefensa que va a tomar el sol y se encuentra con la sombra de este animal de playa que empieza a cortejar con nulo éxito. Cuando se cansa se va a su zona con su sombrilla y su radio con música. Al chulo-playa nunca le falta la música. Y pensareis, de que trabaja, pues de un trabajo de noche, en el que puede seguir siendo un chulo-playa pero en este caso chulo de discoteca en el que está cobrando y haciendo el sobre esfuerzo de poner un sello en el brazo de cada persona que entra en la discoteca que toque.

ItalianosEditar

Son como una especie de chulo de playa pero en manada. Consiguen un atuendo típico del que todos son conscientes y que cada año se repite de una manera más o menos regular seguido de un comportamiento que parece ser algo que aprenden allí. Son como buitres, todo el día buscando a su presa, chicas indefensas, sean como sean, atacan a todas una tras otra con la táctica del "prueba y fallo" hasta que consiguen alguna.

En la playa sin embargo, están más tranquilos. Mantienen un estado de máxima alerta y controlan a las mujeres para si luego las ven por la noche atacarlas con todas sus fuerzas. Van vestidos todos igual, o practicamente iguales: Pelo engominado al máximo que deben de crujirles cada vez que se mueven y ahora últimamente parece que está una moda un poco tonta, que es ir a la playa con bañadores todo lo contrario, larguísimos, tan largos que solo te pones moreno de los tobillos. Las chicas que estén en grupo, o en su defecto solas, rápidamente son rodeadas por estos seres que se pegan a ellas en un espacio mínimo de respiración hasta que les meten una hostia.

Especies menores Editar

  • El guiri o extranjero huesudo y rubio: Ellos aseguran que si se comen algas, recuperaran su color original (transparente) y además fortalecerán y aumentarán la fibra (como no sea la fibrosis múltiple)
  • La vaca monumental: Se alimentan de ensaladas de pollo, tocino, bacon, chorizo y morcilla, todo esto acompañado de unas hojitas de perejil, para darle presencia y tal.
  • El chico /-a deportista y sano: Se alimentan de hojas y de tomates, y de vez en cuando se toman unas vitaminas y un zumito de frutas que siempre viene bien.
  • Bereberes o ansiosos compulsivos de playa: La playa es su segunda casa, se van a la playa con lo puesto y con el televisor. Y como es su casa, se traen a toda la familia. Se alimentan de arena, altramuces en salsa, piedras y si hay suerte un pepino de mar.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar