FANDOM


Mentiras y Gordas es una mierda de película española valga la redundancia plagada de actores que lo único que aspiraban era a ésto y a hacer series juveniles. Hasta la canción de Fangoria que abre y cierra la película parece mala. Una de los guionistas es Ángeles González-Sinde, aunque en realidad no hay guión por ningún lado, ni nada que se le parezca, tan sólo unos cuantos personajes tristes, apenas esbozados, que dan tumbos sin sentido. Una sucesión irracional de escenas de sexo en cualquier momento y lugar, aderezadas con unas cuantas pastillitas por aquí y unas cuantas rayitas por allá. La película (por llamarlo de alguna manera) pretende revelar la realidad de un grupo de jóvenes pero se queda en lo superficial, hace uso de caras conocidas para verder una idea que no termina de ponerse de acuerdo. Escenas crudas a puños pero sin mensaje claro.

Sipnopsis Editar

Sinde

Ángeles González-Sinde está implicada en esta aberración

La película arranca con unos jóvenes tirados en la playa hablando de ir al Festival de Benicàssim y ahí se acaba lo interesante. Por lo demás, esta mala suerte de "Historias del Kronen" no se sabe muy bien de qué va y está llena de estereotipos. Es una sucesión de rayas de cocaína que se reparten sin ton ni son y sin que sepamos absolutamente nada de los personajes que se las están metiendo. Esta sucesión de cuartos oscuros, sexo y drogas aburre más que ver crecer la hierba. Absoluto despropósito que con la excusa de hablar de la desorientación de los veinteañeros españoles, jóvenes ofrecen una película esperpéntica de una superficialidad obsesiva y cargante. Los autores de esta mierda creen haber hecho un Trainspotting español pero les ha salido algo más parecido a Groovy. Su mayor mérito estaría en que busca el equilibrio entre la crónica petarda y una forma de realismo. Los personajes son de ahora mismo, sí, pero eso no los hace interesantes. Es difícil encontrar alicientes narrativos o cinematográficos a este aparente retrato generacional Según esta porquería, los adolescentes españoles sólo comen pastillas, respiran coca, hacen tríos sin condón en cualquier lugar, meten éxtasis en las copas de sus amigos, para conseguir dinero se hacen camellos, etc. A Ángeles González-Sinde Se le olvidó añadir que después iban a sus casas a descargarse películas españolas. La historia de las lesbianas está resuelta en dos escenas, casi literalmente, en toda la película. Tampoco sabemos nada sobre el personaje de Hugo Silva. Todos pasan por la película sin el menor matiz, sin pena ni gloria, como actores porno que improvisan un guión sobre la marcha, con frases tan ilustres como Cómeme las teta o Pero si no te la he metido todavía.

Puedes estar dispuesto a disfrutar Mentiras y gordas como una película porno, al fin y al cabo Ana de Armas está buena y Yon González también, y todo el mundo tiene porno en casa, pero lo peor de Mentiras y gordas es que ni en ese sentido provoca demasiado. No es ni lo uno ni lo otro y por increíble que parezca, no harás otra cosa cuando la veas que mirar el reloj a ver cuándo acaba esa mierda. Si eres un adolescente pajillero, éste es tu día de suerte: tus actores y actrices favoritos se pasan 100 minutos desnudos y follando.

Artículos relacionados Editar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar