FANDOM


Alejandro dumas

Este fue el que escribió la historia

Edmond Dantès vuelve a Marsella, donde se encuentra con su familia y sus amiguetes. Él es el primer oficial del barco, a punto de recibir una promoción de capitán, y también de que está a punto de casarse con una bella perraca, Mercedes ( la que después sería la mujer de Antonio Alcántara ).

El anterior capitán, fan de Napoleón, encasquetó a Dantès en su lecho de muerte que entregara un paquete a uno. Durante su visita, habló con el propio Napoleón, que le pidió que entregara una carta confidencial a un hombre en París y así estuvo el pringao de aquí para allá.

Sin embargo, el gilipollas de Dantès no se da cuenta de cómo afecta su fortuna a los que él considera sus amigos. Danglars, el jefe de cargamento que envidia la promoción de Edmond, y Fernand, que ama a Mercedes, pretenden acusar a Edmond como agente secreto; es enviado al procurador y magistrado Villefort. Aunque Villefort se convence enseguida de la inocencia de Edmond y está a punto de dejarlo en libertad, descubre que el destinatario no es otro que su propio padre, Noirtier, un importante bonapartista. Sin embargo, el hijo ha denunciado a su padre para mejorar sus relaciones con el actual régimen realista, y un resurgimiento de las especulaciones sobre su verdadera lealtad podría dañar irrevocablemente su carrera y evitar su inminente boda con una conocida familia aristócrata. Para enterrar este secreto, Villefort envía a Edmond a pudrirse indefinidamente en el infame Castillo de If.

Escape hacia la riquezaEditar

Conde de montecristo

Edmond con el viejo que hacía túneles

Durante el encarcelamiento, Dantès comienza a perder el juicio lentamente. Empieza rezando alDios de las cerillas por su liberación, pero sigue sufriendo año tras año, y al cabo intenta suicidarse dándose cabezazos contra la pared. Sin embargo, cuando le ronda la muerte, recupera la voluntad para vivir al escuchar el sonido de otro prisionero cavando un hoyo. También cava un hoyo pero poco después se encuentra con la celda del otro prisionero. Dantès, como tiene mucho tiempo libre empieza a juntar las piezas de la trama que le condenó a su penuria actual.

Él y el preso de al lado trabajan durante largas horas en un túnel de escape, pero el viejo y enfermizo Faria no sobrevive para verlo terminado por que se paralizan las obras por culpa de la falta de un permiso de obra, un tecnicismo. Sabiéndose moribundo, el preso le confía a Dantès el escondite de un gran tesoro en la isleta de Montecristo. A continuación, Dantès se escapa mediante el sencillo recurso de ocupar el lugar del cuerpo del viejales, aunque está a punto de morir cuando los carceleros, en lugar de enterrar el cuerpo como él suponía, lo atan con pesadas cadenas y lo lanzan al mar por un barranco cercano y por poco se escoña por el barranco.

Tras su escapada, Dantès, después de pasar tres meses entre contrabandistas, recupera el tesoro y se auto proclama conde de Montecristo. Su larga estancia en prisión le ha cambiado físicamente, tanto que ni la madre que le parió le reconoce.

RecompensasEditar

Gerard depardieu en la playa

El conde se paseaba por la playa de esta guisa

Dantès regresa a Marsella para retomar contacto con sus seres queridos, para darles al pelo. Tomando distintas personalidades, Edmond Dantès puede confirmar sus sospechas a través de Caderousse, al que visita disfrazado de drag queen, fingiendo cumplir el último deseo de Edmond. De su antiguo vecino descubre que todos los que le traicionaron se lo montaron de puta madre; Fernand se ha convertido en un conde, Danglars en un barón y en el banquero más rico de París, y Villefort en juez.

Mientras tanto, los amigos de Edmond se lo montaron de puta pena. La compañía está al borde de la bancarrota, y Morrel piensa en suicidarse. Al descubrir esto, Dantès restituye anónimamente la fortuna de Morrel justo a tiempo, bajo el seudónimo de "Sinbad el marino", que como Morrel es analfabeto y no ha leído un libro en su vida, se lo traga.

VenganzaEditar

Diez años después de su viaje a Marsella, Dantès empieza su búsqueda de venganza, habiendo dedicado la década anterior preparándose para ella. Resurge en Roma, a continuación se traslada a París y se presenta en sociedad, convirtiéndose en la sensación de todo París. El conde contrae amistad y confianza con sus enemigos, y maquina la destrucción de cada uno de ellos.

Manipula a Danglars para que le dé un "crédito ilimitado" y manipula la bolsa para destruir la fortuna de Danglars, cobrando los seis millones solo cuando Danglars está al borde de la bancarrota y forzándole a huir a Italia. Montecristo tiene una esclava griega, Haydée, cuya famila y hogar en Yanina fueron destruidos por Fernand durante una guerra. Manipula a Danglars para que investigue el suceso, que es publicado en un periódico. El artículo es retirado, pero luego se republica. Fernand es llevado a juicio para afrontar los cargos. Haydée testifica contra él, y Fernand queda deshonrado. Albert y Mercédès abandonan a Fernand, que se suicida.

RedenciónEditar

Sin embargo, las cosas son más complicadas de lo que Dantès anticipó. Sus esfuerzos para destruir a sus enemigos y proteger a los pocos que le defendieron se entremezclan horriblemente. Aunque la venganza sobre sus enemigos no está completa del todo, deja en libertad a su enemigo final e indemniza a los que ocasionó daños colaterales y como ya estaba hasta los huevos de vengarse, decidió dar carpetazo al asunto y tomarse un año sabático follándose a las putas de su harem.

Otros enlaces Editar

Enlaces externosEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar