FANDOM


Al Bundy es un perdedor con un trabajo de mierda que odia, con una familia que no le respeta, una ciudad entera que maldice el día en que nació. Cada mañana, cuando se despierta, sabe que nada va a mejorar hasta que se acueste de nuevo. Así que se levanta, bebe su Tang aguado y un trozo de pastel agrio a medio descongelar, se sube a su coche sin tapicería, sin gasolina y con seis letras pendientes para pelear con el tráfico sólo por el privilegio de poner zapatos baratos en los hediondos pies de los clientes.